“Bizionia Argentinensis”

Una bacteria antártica es el primer organismo cuyo genoma es secuenciado completamente en Argentina

El primer genoma realizado completamente en Argentina es el de una bacteria que había permanecido desconocida hasta el momento y que habita en la Antártida.

                                   Genomablanco

Los responsables son los integrantes del llamado “Proyecto Genoma Blanco” (la acción conjunta de la empresa de biotecnología Bio Sidus y la Dirección Nacional del Antártico de Argentina). El proyecto comenzó en el año 2001 y su objetivo es analizar la vida bacteriana en la parte argentina del Continente Antártico. Para ello han estado realizando una serie de investigaciones que han facilitado llegar a este nuevo hallazgo científico.

La bacteria ha sido denominada “Bizionia Argentinensis” y se trata de un microorganismo que pertenece al grupo de las bacterias psicrófilas.

La misma se ha localizado en un paraje de las Islas Shetlands denominado Caleta Potter, en la isla 25 de Mayo, y la extracción se realizó por un sistema de captura a distintas profundidades.

De hecho, la particularidad de la bacteria reside en que puede sobrevivir a fríos extremos. De allí que este tipo de microorganismos, cuyo hábitat natural es el agua líquida congelada, pueden ser utilizados en actividades en las que se requiera mantener la temperatura a niveles extremadamente bajos.

Andrés Bercovitch es el director de desarrollo tecnológico de Bio Sidus, la empresa de capitales argentinos a cargo del proyecto.

El investigador afirma algunas de las posibilidades que ofrecen este tipo de bacterias sobre todo en cuanto a sus enzimas, que hacen posibles reacciones bioquímicas en condiciones en las que una enzima normal se destruiría.

Por ejemplo, de algunas de ellas se han utilizado enzimas para romper la estructura molecular de la fruta y producir jugos sin tener que calentarla. También se usan para producir detergentes biodegradables, para la degradación de hidrocarburos o en la industria papelera, y añadió que se pueden descubrir nuevas aplicaciones hasta ahora desconocidas cuando la bacteria cambie de ambiente.

La descripción de esta nueva especie ha sido aceptada para su publicación al Journal of Systematic and Evolutionary Microbiology, revista científica donde se registran las nuevas entidades microbianas.

Hasta el momento el equipo, además, ha logrado aislar más de 400 microorganismos capaces de sobrevivir en condiciones extremas y también los estudiarán para descubrir si pueden ser útiles en la actividad humana. Pero, por el momento, la empresa se concentrará en investigar las posibles aplicaciones que tendrá la “Biziona Argentinensis”.

Según Walter Mac Cormack, del Instituto Antártico Argentino, el descubrimiento podrá tener “aplicación potencial en la industria alimentaria, del cuero y en la producción de jabones”.

Leave a Reply