Descubren bacterias alquimistas

La alquimia fue una de las principales precursoras de las ciencias modernas, y muchas de las sustancias, herramientas y procesos de la antigua alquimia han servido como pilares fundamentales de lo que son hoy las modernas industrias química y metalúrgica. Aunque la alquimia adopta muchas formas, en la cultura popular es citada con mayor frecuencia por la capacidad de transformar plomo u otros elementos metálicos en oro. Pues bien, científicos australianos han encontrado que la bacteria Metallidurans cupriavidus cataliza la biomineralización del oro mediante la transformación de los compuestos tóxicos de oro a su forma metálica utilizando su metabolismo celular. 



 Los investigadores informaron de la presencia de estas bacterias en las superficies de oro, pero nunca han aclarado plenamente su función. Ahora, un equipo internacional de científicos ha encontrado que puede haber una razón biológica para la presencia de estas bacterias en las superficies del grano de oro.


“Primero descubrimos que la bacteria resistente a los metal Metallidurans cupriavidus habtaba en los granos de oro de dos sitios en Australia. Los sitios están 3500 kilometros de distancia, en el sur de Nueva Gales del Sur y el norte de Queensland, de modo que cuando encontramos el mismo organismo en los granos de ambos sitios pensábamos que estábamos en lo cierto.


 ¿Por qué viven estos microrganimos en este particular entorno?


 Los resultados de este estudio apuntan a su participación activa en la desintoxicación de los complejos de oro (Au) conducen a la formación de biominerales del oro “, explica Frank Reith y líder de la investigación en la Universidad de Adelaida (Australia).


 Los experimentos demostraron que la bacteria C. metalliduran se acumula rápidamente en los complejos tóxicos de oro procedentes de una solución preparada en el laboratorio. Este proceso promueve la toxicidad de oro, que empuja a la bacteria para inducir estrés oxidativo y las agrupaciones de resistencia a los metales, así como un grupo de genes específicos con el fin de defender su integridad celular. Esto conduce a la reducción de activos bioquímicamente mediado de los complejos de oro a nano-partículas de oro metálico, que puede contribuir al crecimiento de las pepitas de oro.


 Esta es la primera evidencia directa de que las bacterias están activamente involucrados en el ciclo de los metales raros y preciosos, como el oro. Estos resultados abren las puertas a la producción de biosensores.


 “El descubrimiento no solo del bioproceso sino también de sus genes específicos significa que ahora podemos empezar a desarrollar biosensores específicos de oro, que ayudará a los exploradores de minerales para encontrar nuevos yacimientos de oro. Para lograr esto necesitamos poder caracterizar mejor este grupo de genes. Si la financiación de esta investigación se conceden creo que podemos producir un biosensor funcionamiento dentro de tres a cinco años “, concluye Reith.


  


Referencia



Reith F, Etschmann B, Grosse C, Moors H, Benotmane MA, Monsieurs P, Grass G, Doonan C, Vogt S, Lai B, Martinez-Criado G, George GN, Nies DH, Mergeay M, Pring A, Southam G, Brugger J. Mechanisms of gold biomineralization in the bacterium Cupriavidus metallidurans. PNAS published online before print October 7, 2009, doi:10.1073/pnas.0904583106


Comments are closed.