Descubren en aguas residuales el “eslabón perdido” en la evolución temprana de la vida en la Tierra

Un grupo común de bacterias que se encuentran en los pantanos ácidos y las plantas de tratamiento de aguas residuales ha brindado a los científicos la evidencia del descubrimiento del “eslabón perdido”, uno de los pasos más importantes en la evolución de la vida en la Tierra – la aparición de las células eucarioticas con un núcleo que contiene el ADN.

Por miles de millones de años, las bacterias (organismos unicelulares sin núcleo) fueron la única forma de vida celular en la Tierra. Luego, entre 1.6 a 2.1 mil millones años atrás, surgieron las células eucariotas. Estas células con núcleo anunciaron la evolución de la vida multicelular en la Tierra, incluyendo: las plantas, los insectos, los animales y los seres humanos.

Teniendo en cuenta la teoría de la fusión – en la que dos células se fusionan para formar una nueva célula -todavía los científicos no han sido incapaces de identificar la célula ancestrales con los nexos entre los procariotas y los eucariotas.

Sin embargo, nuevos hallazgos de científicos de la University College de Dublín, Irlanda, y del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Heidelberg, Alemania, sugieren en la revista Science que el intermediario o ” lascélulas del eslabón perdido “existían hace miles de millones de años atrás y hoy en día la encuentras rutinariamente en el tratamiento de aguas residuales o las turberias ácidas.

“Nuestro análisis muestra que las bacterias PVC [Planctomycetes, Verrucomicrobiae, clamidias] son el intermediario celular buscado. Son un poco más grande que otras bacterias conocidas, y también se dividen más lentamente”

“La estructura de estas bacterias sugiere que es un antepasado del eslabón perdido que une a las células eucariotas y procariotas a lo largo de un camino evolutivo hace miles de millones de años atrás”, dijeron loa autores.

 

Referencia

Damien P. Devos, Emmanuel G. Reynaud. Intermediate Steps. Science, 2010; 330 (6008): 1187-1188 DOI: 10.1126/science.1196720

Comments are closed.