Epidemia Alemana por E. coli: Tampoco eran los brotes de soja

Gramnegativos
Gramnegativos

No fueron los pepinos españoles y tampoco, al parecer, los brotes de soja.  Las autoridades alemanas continúan sin saber dónde está la fuente de la infección. Esto ha puesto de manifiesto las complejidades que se enfrentan para rastrear a un patógeno a través de la cadena alimentaria.

 

Mas información:

Desde el principio, el dedo acusador ha apuntado a vegetales que se consumen crudos, como pepino, tomate y lechuga, pero hasta ahora ha sido imposible confirmar cómo y dónde comenzó la infección que ha matado a 22 personas y contagiado a más de 2.000 en Europa. Lo que las autoridades saben hasta ahora es que se trata de un microorganismo que nunca antes había sido identificado, una combinación de dos cepas que ha resultado ser altamente virulenta.

Los expertos afirman, sin embargo, que no sorprende que dos semanas después de que se dio a conocer la enfermedad, no se ha encontrado la fuente de infección.
El proceso de identificación del origen de una bacteria es tan complejo que quizás nunca llegará a conocerse.
La peor infección de E. coli que ha surgido en el mundo, ocurrida en Japón en 1996, llegó a afectar a cerca de 8.000 personas y aunque se sospechó que los responsables habían sido rábanos contaminados, nunca llegó a confirmarse la fuente de contagio.

Fuente: http://www.losmicrobios.com.ar

 

Comments are closed.