Los científicos hacen que una bacteria produzca combustible para transporte

Los científicos utilizan una bacteria para crear un sustituto de la gasolina
Enlarge picture

Los investigadores que trabajan en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) pretenden habr desarrollado una forma innovadora de utilizar una bacteria modificada genéticamente para producir un digno sustituto de la gasolina.

Más precisamente, sus recientes investigaciones sobre este tema mostraron que el carbono almacenado por estas bacterias cuando están bajo estrés ambiental podría convertirse en isobutanol, un compuesto químico que puede reemplazar o ser mezclado con la gasolina, reduciendo así la dependencia de nuestra sociedad de esta última.

Los científicos explican que la bacteria que han utilizado para estos experimentos es bastante común: Ralstonia eutropha.

Sin embargo, lo que hace tan especial a este microorganismo es el hecho de que, cuando se coloca bajo condiciones específicas percibidas como algo negativo, cambia de crecer a almacenar carbono en forma de un polímero.

Sin embargo, jugando con su composición genética, los investigadores “convencieron” a la Ralstonia eutropha para que produzca dicho reemplazo de la gasolina, en lugar del material plástico antes mencionado.

Curiosamente, esta bacteria no bloquea el isobutanol que produce dentro de su cuerpo, como lo hacen otros microorganismos similares cuando desarrollan diversos compuestos químicos.

Al contrario: lo libera en su entorno, posibilitando su recuperación sin necesidad de detener el proceso de generación de isobutanol o destruir la bacteria.

Actualmente, los científicos de MIT están trabajando para hacer que Ralstonia eutropha fabrique y libere isobutanol cuando se coloca bajo un chorro continuo de dióxido de carbono y mejorar de esta forma la eficiencia general de este proceso.

Se espera que, en un futuro no demasiado lejano, más modificaciones en la composición genética de esta bacteria también permitan a los especialistas utilizar residuos orgánicos procedentes de la agricultura y de la industria de alimentos, como la principal fuente de carbono.

Mark Silby, que trabaja en la Universidad de Massachusetts en Dartmouth, comentó sobre estos hallazgos lo siguiente: “Este enfoque tiene varias ventajas potenciales frente a la producción de etanol de maíz. Los sistemas bacterianos son escalables, permitiendo en teoría la producción de grandes cantidades de biocombustible en un entorno similar a una fábrica”.

Además, “este sistema en particular tiene el potencial de derivar el carbono de los productos de desecho o dióxido de carbono y por lo tanto no está compitiendo con el suministro de alimentos”. Por lo tanto, “el potencial impacto de este enfoque es enorme”.

Fuente:http://news.softpedia.es/Los-cientificos-hacen-que-una-bacteria-produzca-combustible-para-transporte-287273.html

Comments are closed.