Prueba molecular para combatir el virus del Nilo Occidental

La prueba de laboratorio para el virus del Nilo Occidental (VNO) se hace cuando una persona, que puede haber tenido una exposición reciente al virus, muestra signos y síntomas posibles de una infección.

La prueba es capaz de confirmar si la infección existe, permitiendo a los médicos tomar medidas para controlar su impacto y, en casos severos, esto puede incluir la atención hospitalaria donde los pacientes pueden recibir tratamiento de apoyo incluyendo líquidos intravenosos, respiración asistida y atención de enfermería.

El diagnóstico de laboratorio de infecciones por el VNO se logra generalmente mediante el análisis del suero o líquido cefalorraquídeo (LCR) para detectar anticuerpos IgM específicos contra el virus y anticuerpos neutralizantes. Hay cuatro kits de ELISA IgM para el VNO, de diferentes fabricantes, que están disponibles comercialmente en los EUA y han sido aprobados por la Dirección de Alimentos y Medicamentos de los EUA (FDA, Silver Springs, MD, EUA). En los casos graves o mortales, la prueba de amplificación de ácido nucleico (NAAT), la histopatología con técnicas de inmunohistoquímica y el cultivo de virus de tejidos o de autopsia, también pueden ser útiles. Sólo unos pocos laboratorios estatales u otros laboratorios especializados son capaces de hacer este tipo de pruebas.

La técnica NAAT se utiliza porque mide el material genético del VNO y la prueba puede detectar una infección antes de la prueba de anticuerpos. Esta prueba se utiliza rutinariamente para detectar el virus en unidades de sangre donada, así como de tejidos y órganos donados. También puede ser utilizada para analizar las aves y aguas estancadas con mosquitos para el VNO, a menudo antes de que las personas hayan sido identificadas con la enfermedad, lo que ayuda a los expertos en salud pública a rastrear la propagación del virus a través de la comunidad o región. Los síntomas severos del VNO pueden incluir fiebre alta, dolor de cabeza, rigidez del cuello, estupor, desorientación, coma, temblores, convulsiones, debilidad muscular, pérdida de la visión, entumecimiento y parálisis.

Durante 2012, se registró un récord de 1.590 casos humanos de virus del Nilo Occidental en los EUA, incluyendo 65 muertes, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de los EUA (CDC, Atlanta GA, EUA). Alan Mertz, MA, el presidente de la Asociación Americana de Laboratorios Clínicos (Washington, DC, EUA), dijo: “La prueba se desarrolló rápidamente para responder al VNO cuando apareció, por primera vez, en los EUA La prueba es un buen ejemplo del tipo de pruebas novedosas que los laboratorios clínicos han descubierto rápidamente en respuesta a las crisis médicas nuevas y emergentes, como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el herpes meningitis, el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), la gripe A subtipo H1N1, y la gripe aviar”. 

Comments are closed.