La pequeña mutación que facilitaría al virus de la gripe H5N1 replicarse en la nariz de mamíferos

Unos científicos han descrito pequeños cambios genéticos que capacitarían al virus de la gripe aviar H5N1 para replicarse con mayor facilidad en la nariz de mamíferos.

Hasta ahora, sólo ha habido casos aislados de gripe aviar en los humanos, y sin transmisión generalizada debido a que el virus H5N1 no puede replicarse eficientemente en la nariz de mamíferos.

En el nuevo estudio, el equipo de la viróloga Wendy Barclay, del Departamento de Medicina en el Imperial College de Londres, trabajó con virus debilitados en el laboratorio, y los resultados apoyan las conclusiones de una controvertida investigación publicada en 2012 que demostró que bastarían unas pocas mutaciones genéticas específicas para permitir que la gripe aviar se propagase entre los hurones. Estos animales presentan muchas similitudes con el Ser Humano en lo que se refiere al proceso de infección por virus de la gripe, hasta el punto de que son usados para estudios sobre la infección por gripe en los humanos.

Los resultados de la nueva investigación podrían ayudar a desarrollar vacunas más eficaces contra nuevas cepas de gripe aviar que puedan propagarse entre los humanos.

La gripe aviar rara vez infecta a los humanos porque la nariz humana tiene receptores diferentes a los de las aves y también es más ácida. El equipo de Barclay estudió mutaciones en el gen que codifica para la hemaglutinina, una proteína de la superficie del virus que permite a éste entrar en las células del organismo que invade. Los investigadores realizaron sus experimentos en una cepa de la gripe obtenida en laboratorio que poseía las mismas proteínas en su superficie que la gripe aviar, pero estaba preparada de modo que no pudiera causar una enfermedad grave.

[Img #13302]

El virus de la gripe aviar H5N1, en dorado, es distinguible entre células de una clase conocida como MDCK, en verde. (Foto: CDC/ Cynthia Goldsmith; Jacqueline Katz; Sherif R. Zaki)

En la investigación se encontró que ciertas mutaciones en la hemaglutinina H5 permitían a la proteína tolerar niveles de acidez mayores. Los virus con éstas y otras mutaciones que les permitían adherirse a receptores diferentes podían replicarse de manera más eficiente en los hurones y propagarse de un animal a otro.

“No podemos predecir cómo los virus de la gripe aviar evolucionarán en la naturaleza, pero cuanto mejor conozcamos los tipos de mutaciones que les permitirán transmitirse entre humanos, mejor nos podremos preparar para una posible pandemia”, advierte la profesora Barclay.

En la investigación también han trabajado Holly Shelton y Kim L. Roberts, del Imperial College de Londres, así como Eleonora Molesti y Nigel Temperton, de la Universidad de Kent, Reino Unido.

Fuente: NCYT

Comments are closed.